Dhakar (VNA) – Vietnam presentó algunas propuestas durante un debate sobre la reducción de la desigualdad y la garantía de la dignidad y el bienestar para todas las personas, en el marco de la Asamblea 136 de la Unión Interparlamentaria (UIP-136).
Tong Thi Phong (Fuente: VNA)

Al intervenir la víspera en el evento, efectuado en Dhakar, Bangladesh, la vicepresidenta de la Asamblea Nacional de Vietnam, Tong Thi Phong, recordó que el país cumplió casi todos los Objetivos de Desarrollo del Milenio, de ellos tres fueron alcanzados antes del plazo (reducción de la pobreza, generalización de la enseñanza primaria, e impulso de la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer).

Vietnam se enfrasca en elaborar un plan de acción nacional para cumplir los 17 objetivos de desarrollo sostenible y 169 tareas trazadas en la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, poniendo énfasis en la garantía del acceso de los grupos más pobres a los recursos crediticios preferenciales, a las políticas de bienestar y al aprovechamiento de las oportunidades de alcanzar la equidad y disminuir la desigualdad (Objetivo número 10), aseguró.  

El parlamento vietnamita continúa perfeccionando el marco legal para ofrecer mayores asistencias en todas las esferas –tales como educación, atención de salud, empleo, acceso a información, religión y creencias– a los grupos vulnerables, entre ellos personas de edad avanzada, infantes y etnias minoritarias, relató.  

Sin embargo, Vietnam enfrenta desafíos como el cambio climático, la escasez de recursos para el desarrollo social y brechas de progreso entre las regiones, admitió Tong Thi Phong, y en este sentido propuso la continua ayuda de la comunidad internacional a la nación indochina.  

En la ocasión, exhortó a promover el papel de las Naciones Unidas, impulsar el cumplimiento del Objetivo número 10 en cada país y renovar la agenda de las organizaciones económicas, financieras y comerciales multilaterales para garantizar que las naciones en vías de desarrollo tengan voz en los mecanismos globales.  

Además, subrayó la necesidad de establecer una red que conecta a las organizaciones regionales en el enfrentamiento a los desafíos de seguridad e instó a las naciones a reajustar las políticas con el fin de reducir la desigualdad, aboliendo las regulaciones discriminatorias.  

Particularmente, urgió a los países avanzados a seguir apoyando a los en vías de desarrollo, mediante el intercambio de conocimientos y experiencias y la transferencia de tecnología, al servicio del impulso socioeconómico, cultural y ambiental, el cual brinde beneficios equitativos a todos los habitantes.

Propuso que las naciones establezcan un conjunto de herramientas destinadas a evaluar la situación de igualdad y desigualdad, con indicadores específicos para cada grupo social.

Al mismo tiempo, los parlamentos deberán intensificar la supervisión sobre las actividades del gobierno y apoyarle en el cumplimiento del objetivo sobre la reducción de la desigualdad para 2030, recomendó.  

Tong Thi Phong también instó a la UIP a cooperar estrechamente con las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales, así como con los parlamentos miembros, en el intercambio de experiencias de desarrollo y aumentar la concienciación pública sobre el tema. – VNA