Combatientes de Filipinas (Fuente: VNA)
 
Manila (VNA)- Un enfrentamiento ocurrido en la provincia filipina de Compostela Valley entre las tropas gubernamentales y unos 40 rebeldes del Nuevo Ejército del Pueblo (NPA, por sus siglas en inglés) dejó nueve muertos, ocho de ellos soldados insurgentes.

El NPA es una rama armada del Frente Democrático Nacional de Filipinas (NDFP, en inglés).

Las conversaciones para poner fin a décadas de conflictos entre el gobierno filipino y el NDFP han sido suspendidas temporalmente.

Los negociadores de ambas partes están llevando a cabo actualmente conversaciones para reanudar las negociaciones estancadas. Ellos esperan regresar a la mesa de diálogo el próximo mes.

El gobierno filipino y el NDFP firmaron un acuerdo de cese el fuego bilateral en la cuarta ronda de negociaciones, reiniciadas por el presidente Rodrigo Duterte después de su asunción en el cargo en junio de 2016.

Sin embargo, el gobierno atribuyó luego al NPA el atentado a una compañía de producción alimentaria y el asalto al personal de seguridad pública en Mindanao el 29 de abril pasado.- VNA