Foto de ilustración (Fuente:VNA)
Kuala Lumpur (VNA) – El ministro de Defensa de Malasia, Hishammuddin Hussein, dijo que los informes de inteligencia indican que combatientes extranjeros del autodenominado Estado Islámico (EI) que huyen del Medio Oriente planean cambiar sus bases al Sudeste Asiático.

En una reunión del Partido gobernante Organización Nacional de Malayos Unidos (UMNO), el titular declaró que el EI es enemigo del gobierno.

Subrayó que lo que sucedió en Oriente Medio tiene un impacto directo en Malasia, y agregó que la región será un foco del EI y cada Estado miembro de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) tendrá que considerar esto seriamente.

Dada la urgencia del asunto, el ministro dijo que visitará Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Bahréin esta semana para obtener los últimos informes de inteligencia sobre los militantes y su paradero.

También afirmó que Malasia combatirá las amenazas del EI y continuará trabajando estrechamente con los países miembros de la ASEAN para impedir que los militantes de esa organización terrorista entren y controlen la región.

Las fuerzas militares y de seguridad de Malasia tomarán medidas para asegurarse de que el EI no pueda penetrar en el país.

Recientemente, la región del Sudeste Asiático ha estado en alerta después de que extremistas afines al EI atacaran la ciudad de Marawi en la isla de Mindanao, al sur de Filipinas, el 25 de mayo. Desde entonces, casi 400 personas murieron mientras más de 200 mil residentes locales se vieron obligados a abandonar sus hogares.

El asedio de Marawi ha generado preocupación porque los militantes vinculados al EI están tratando de construir una fortaleza en Mindanao, amenazando la seguridad de la región.-VNA

VNA- INTER