Continuos aguaceros en la región norteña de Vietnam el lunes cobró la vida de otras tres personas, elevando el número de los muertos por el desastre durante los últimos diez días al menos a 25 personas.

Riadas en la provincia de Bac Kan (Fuente: VNA)

En la provincia de Dien Bien, se registran pérdidas materiales valoradas hasta ocho millones 300 mil dólares.

Las inundaciones repentinas y deslizamiento de tierras en el territorio perjudicaron casi 630 hectáreas de arrozales y campos de plantas alimentarias, destruyeron de 230 viviendas, deterioraron varias obras públicas e interrumpieron el tránsito en las arterias principales.

Los meteorólogos nacionales adelantaron que el desastre natural se tornará más complicado, lo cual exige de las autoridades de las localidades norteñas la adopción de distintas medidas preventivas.

Además de mantener el estado de alerta, las provincias como Bac Giang, Lang Son, Hai Duong, Quang Ninh, entre otras, evacuaron a los pobladores residentes en zonas vulnerables a lugares seguros, consolidaron el sistema de dique y establecieron grupos encargados de inspeccionar las labores relativas.

Por su parte, el grupo de electricidad de la zona, EVNNPC se vio obligado a suspender el servicio a más de 12 mil clientes y trazó plan para reanudar el suministro de energía una vez disminuidas las inundaciones.

En tanto, el Departamento de Medicina Preventiva abasteció a los territorios afectados con distintos medicamentos y productos químicos para garantizar la higiene y salud comunitaria.

Según datos preliminares, alrededor de tres mil 500 casas, ocho mil 800 hectáreas de campo de arroz y 10 mil 900 metros de canales fueron arruinados por la catástrofe.- VNA