Un sitio de deslizamiento de tierra en Mandailing Natal, provincia de Sumatra del Norte, Indonesia (Fưente: AFP)
Yakarta (VNA) Al menos 22 personas murieron y muchas se encuentran desaparecidas tras las inundaciones repentinas y los deslizamientos de tierra provocados por las fuertes lluvias caídas en los últimos días en el oeste de Indonesia, según la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres de este país (BNPB, inglés).

Los fuertes aguaceros desde el 10 de octubre han provocado inundaciones y derrumbes que afectaron a 24 aldeas en Mandailing Natal, en la provincia de Sumatra del Norte.

Los esfuerzos de búsqueda y rescate están en marcha, pero se han visto obstaculizados por los deslizamientos de tierra en varias áreas.

El portavoz de BNPB, Sutopo Purwo Nugroho, informó que, aparte de las pérdidas humanas, las inundaciones y los derrumbes también destruyeron numerosas casas e infraestructura y arrasaron una vasta área de cultivos.

Indonesia ha sufrido desastres continuos recientemente.

El 28 de septiembre pasado, la provincia indonesia de Célebes Central fue sacudida por dos terremotos de 6,1 y 7,5 grados en la escala abierta de Richter, los cuales causaron un posterior tsunami de hasta seis metros.

Según los más recientes datos de la BNPB, la cifra de fallecidos a causa de estos desastres naturales se elevó en las últimas horas a dos mil 73,  mientras se reportan 10 mil 679 heridos y unos 680 desaparecidos.

Indonesia se ubica en el “Anillo de Fuego” del Pacífico, una de las zonas en el orbe donde ocurren con más frecuencia sismos y erupciones volcánicas.

En julio y agosto pasados, la isla Lombok sufrió la ocurrencia de varios sismos consecutivos, los cuales provocaron la muerte de 500 personas y obligaron a miles a evacuarse.

En 2004, un terremoto de 9,3 grados en la escala abierta de Richter, seguido por un tsunami en las aguas frente a la isla Sumatra, cobró la vida de 220 mil personas en países localizados en la costa del Océano Índico, entre ellas 168 mil indonesias. – VNA