Bangkok​  (VNA) - El gobierno tailandés y Mizuho Bank se unieron para atraer inversiones japonesas en el desarrollo del Corredor Económico Oriental (CEO) de este país sudesteasiático, marcando la primera asociación que involucra a una institución financiera nipona en el proyecto.

Mizuho, uno de los tres bancos comerciales más grandes de Japón, firmó recientemente un Memorando de Entendimiento sobre la cooperación comercial con la Oficina del CEO para promover el desarrollo del área, que se espera lidere el crecimiento de la actividad industrial en la segunda economía más grande del Sudeste Asiático.

Aprobado por el parlamento tailandés en febrero, el proyecto de desarrollo del CEO abarcará más de 13 mil kilómetros cuadrados en las provincias de Chachoengsao, Chonburi y Rayong, con el objetivo de lograr una inversión total de 54 mil 500 millones de dólares en infraestructura e industrias como fabricación robótica y automotriz.

Mizuko es el segundo banco internacional que se involucra en el plan luego de un acuerdo similar en mayo del año pasado entre la oficina y el Banco Industrial y Comercial de China, uno de las cuatro principales entidades financieras de ese país.

El banco japonés planea negociar con inversionistas connacionales antes de junio. Tokio es una de las mayores fuentes de inversión extranjera directa de Tailandia.

Se espera que la colaboración ayude al banco japonés a ampliar su base de clientes mediante la proporción de servicios de soluciones financieras a usuarios nuevos y actuales.

El banco, con sede en Tokio, ha aumentado su presencia en Bangkok y en la Subregión del Gran Mekong, que comprende seis países que comparten el río (Camboya, China, Laos, Myanmar, Tailandia y Vietnam), y cuenta con unos 300 clientes corporativos en la zona. – VNA