Phnom Penh (VNA)- La Segunda Cumbre de Cooperación Mekong-Lancang (MLC) concluyó en la capital camboyana con la adopción de la Declaración de Phnom Penh y el Plan de Acción Quinquenal (2018-2022) que buscan impulsar la colaboración regional en las áreas de seguridad-política, economía, intercambios sociales, culturales y entre pueblos, así como el desarrollo sostenible.

Los líderes de países participantes.

En la declaración, los líderes de China, Camboya, Laos, Myanmar, Tailandia y Vietnam enfatizaron la visión e importancia de la cita para contribuir al desarrollo socioeconómico de los países subregionales y mejorar el bienestar de sus pueblos, disminuir las disparidades de desarrollo entre los Estados integrantes y apoyar la construcción de la comunidad de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN).

La Cumbre también ayuda a promover la cooperación Sur-Sur para el intercambio de recursos, tecnología y conocimiento entre países en desarrollo, y mejorar la implementación de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible.

Después del acto para transferir a Laos el papel como copresidente de dicho mecanismo de cooperación, el premier camboyano, Hun Sen, informó que se ha establecido una secretaría de coordinación de cada país y varios comités encargados de ayudar a los Estados miembros y otras organizaciones, como el Centro de Cooperación de Recursos Hídricos, el de Protección Ambiental y el de Investigación Mekong-Lancang.

“Estamos muy contentos y orgullosos de llevar a cabo los compromisos realizados en nuestra primera reunión”, expresó.