Yakarta (VNA) El hecho de que el gobierno de Indonesia aprobó recientemente un decreto para acelerar el proceso de reciclaje de residuos plásticos, atrae un "viento nuevo y optimista" para el despliegue de actividades de tratamiento de residuos en el país, observó la doctora Aretha Aprilia.
Foto de ilustración (Fuente:VNA)


En un artículo publicado en la última edición del diario Jakarta Post, la conocida científica de Indonesia subrayó que a pesar de las dificultades existentes en la gestión de sobrantes, la ejecución de actividades concretas pueden incitar a los ciudadanos del país insular a dirigir sus pensamientos hacia un futuro verde y sano.

Paralelamente con los esfuerzos del gobierno para reforzar el papel de las instalaciones de recuperación de materiales (MRF) e identificar las tecnologías de tratamiento adecuadas, la población ha tratado de aplicar diversas soluciones provisionales, entre ellas, el control de residuos en la comunidad (CBWM).

El relleno sanitario y la combinación de centrales eléctricas de métano y energía solar se consideran también una solución más factible y económica en la gestión de residuos, indicó en su artículo.

Sin embargo, la reducción de basura arrojada por el ser humano debe ser una prioridad en la gestión de desechos mientras no existan tecnologías que se puedan aplicar como una solución global para su eliminación, comentó.

Según la autora, el Banco Asiático de Desarrollo (ADB) argumentó que la mejor opción disponible para los países en desarrollo es convertir los residuos en energía mediante la incineración, una tecnología que exige un alto costo para su uso.

Con el fin de lograr éxitos en esta tarea, lo más importante es mejorar la conciencia humana, mientras que la construcción de las fábricas para el tratamiento de los residuos y la realización del sistema son responsabilidad de la administración local, concluyó. - VNA