Naypyidaw,  (VNA)- El ejército de Myanmar anunció la suspensión de todas las acciones militares contra los grupos armados que operan en cinco regiones durante más de cuatro meses hasta el 30 de abril de 2019.

Soldados de Myanmar en Rakhine (Fuente: VNA)


Según un comunicado de la Oficina del Comandante de las fuerzas de Defensa emitido la víspera, durante el período de inactividad militar, esas agrupaciones deben negociar el alto el fuego y la paz con el Centro Nacional de Reconciliación y Paz.

En la etapa referida, el ejército podría negociar con los grupos armados que no han firmado el cese del fuego, los cuales se encuentran en las áreas militares del norte, noreste, este, medio oriente y triángulo, para que suscriban el Acuerdo de alto el fuego nacional (NCA).

El comunicado hizo un llamamiento a todas las agrupaciones para que cumplan con su promesa de cuatro puntos acordada en la política de paz del ejército, no se aprovechen de esos convenios y perjudiquen a la población local.

El ejército también se comprometió a cooperar y hacerse cargo de la repatriación de las personas desplazadas, que huyeron de las zonas de conflicto, a sus hogares.

El anuncio del ejército se produjo en respuesta a una declaración conjunta emitida el 12 de diciembre por las Fuerzas Étnicas de la Alianza del Norte integradas por siete grupos étnicos armados, de ellos tres expresaron su apoyo a los esfuerzos del gobierno por la reconciliación y la paz nacional.

Esos grupos también manifestaron su deseo de unirse a las fuerzas gubernamentales para resolver las disputas y los asuntos políticos a través del diálogo.

Hasta el momento, 10 agrupaciones étnicas armadas han rubricado NCA con el gobierno desde que se inició en octubre de 2015. Sin embargo, siete grupos de la Alianza del Norte aún no han firmado ese acuerdo.-VNA