El Tet, celebrado a inicios del calendario lunar, es la fiesta más importante del pueblo vietnamita (Fuente: VNA)

Hanoi, 07 ene (VNA)- Al igual que otros pueblos asiáticos, Vietnam utiliza hoy, además del Calendario Solar, el Lunar denominado también agrícola debido a que se relaciona con la cultura tradicional del cultivo del arroz.

Ese almanaque data de más de dos mil años antes de nuestra era y su principio se basa en un ciclo cerrado de seis décadas, divididos en cinco de 12 años cada uno.

La leyenda cuenta que antes de ascender al Nirvana, Buda convoca a todos los animales del bosque para despedirse de ellos, pero sólo 12 acuden al llamado.

Como recompensa a su fidelidad, Buda asigna su nombre a cada año, de acuerdo con el orden que se presentaron.

De ahí que quede establecido de la siguiente manera: Rata, Búfalo, Tigre, Gato, Dragón, Serpiente, Caballo, Cabra, Mono, Gallo, Perro y Cerdo.

El hombre, dice la tradición, lleva características de la bestia que rige en el año que nace.

Del otro lado, durante el ciclo de 60 años, los signos de animales se combinan con los cinco elementos principales del Universo, según la filosofía oriental.

Así tenemos que el Metal es regido por el planeta Venus, la Madera, por Júpiter, el Agua, por Mercurio, el Fuego, por Marte, y la Tierra, por Saturno.

Ellos, a su vez, se escinden en polos magnéticos, positivos o negativos, llamados por los orientales Yang y Ying, respectivamente.

Como parte de sus principios, el Año Lunar comprende 12 meses de 29 días y medio, que se intensifican también con un animal siendo el primero el Tigre.

Cada cuatro años se añade un mes para ajustar el Calendario y ese año se denomina bisiesto y el día 15 es siempre de luna llena.

En el Calendario Lunar, el día comienza a las 11:00 de la noche anterior (16:00 UTC) y se divide en 12 secciones de dos horas, que están regidas por los signos animales.

Este año lo inicia el gato y el día se corresponde con el Yang o lo positivo, mientras la noche con el Ying o lo negativo.

Eso representa para los vietnamitas el tradicional encendido de inciensos en el altar dedicado a sus antepasados en los días primeros y decimoquinto para pedir el bien propio y del prójimo, buen clima para sus labores agrícolas y beneficios para sus negocios.

También se preocupan mucho por la hora de salir del hogar y evitan viajar los días 5, 14 y 23 dado que, según cálculos de los antiguos, la coincidencia de factores universales desfavorables puede afectar el ritmo biológico del hombre.

Por eso, el fundamento de la astrología oriental, establece que el carácter fundamental del individuo depende en gran medida de la influencia universal integral del momento en que nace.

La combinación de hora, día, mes y año, correspondiente con los signos animales, constituyen factores decisivos para el destino, forma de ser y el futuro de cada persona.