Hanoi (VNA)- La entrada en vigor a partir de hoy de la Ley de Culto y Religión es considerada como un viraje en la política sobre el tema de Vietnam.

 

Una ceremonia budista en una pagoda en Vietnam (Fuente: VNA)

Según Bui Thanh Ha, vicejefe del Comité de Religión del Gobierno, esta norma fue promulgada a tenor de la Constitución de 2013.

Además de reconocer, respetar y garantizar los derechos humanos y ciudadanos, incluida la libertad de culto y religión, se incorporaron en esta legislación nuevos contenidos que no tenía el Decreto al respecto, dijo.

El documento también se modificó con regulaciones favorables a los extranjeros que residen legalmente en Vietnam, con el fin de facilitar su participación en las prácticas religiosas y su asunción de cargos, señaló.

El funcionario destacó que la aprobación y la promulgación de esta legislación sirven para institucionalizar los criterios del Partido Comunista y la Constitución de 2013 relativos a la garantía de la libertad de culto y religión de todos los ciudadanos.

También está destinada a renovar el mecanismo de gestión estatal a fin de crear transparencia y un marco legal al respecto, además de consolidar la unidad nacional, promocionar la libertad de credo y religión, los valores de la democracia y la civilización de la humanidad y mantener la confianza de los creyentes en las políticas y las leyes del Estado, subrayó.

Esa ley contribuirá a cumplir correctamente la política externa y luchar contra el aprovechamiento del tema para realizar actividades subversivas, e igualmente demuestra la responsabilidad nacional con las leyes internacionales, afirmó Thanh Ha.-VNA