Gia Lai, Vietnam (VNA) - Funcionarios militares y autoridades de las provincias camboyanas de Ratanakiri, Stung Treng y Mondulkiri rindieron hoy aquí tributo a los soldados vietnamitas caídos durante la lucha contra el régimen de Pol Pot.

 

Se rindieron homenaje a soldados vietnamitas caídos durante la lucha contra el régimen de Pol Pot (Fuente: VNA)
 
Ese acto se efectuó en ocasión del aniversario 40 de la victoria de la defensa de la frontera Suroeste y la asistencia de Vietnam al pueblo vecino para derrocar al régimen genocida (7 de enero).

Al visitar el cementerio de mártires en el distrito Duc Co de la provincia altiplánica vietnamita de Gia Lai, donde se descansan unos mil 600 internacionalistas vietnamitas que ayudaron a liberar el país vecino de ese régimen genocida, el subjefe del Ejército Real Camboyano y comandante de la Región Militar I, general Hout Chheang, reiteró que el 7 de enero de 1979 se considera la fecha del "segundo nacimiento" de su pueblo.

Durante más de tres años, los soldados de Pol Pot mataron a millones de camboyanos y vietnamitas, y ante esa situación, señaló, los combatientes voluntarios vietnamitas acompañaron a las fuerzas camboyanas para derrocar ese régimen.

Destacó que el pueblo camboyano valora la ayuda oportuna y desinteresada de los internacionalistas vietnamitas y agregó que su sacrificio constituye un símbolo de la solidaridad y amistad entre los dos países.

En esta ocasión, los funcionarios camboyanos también entregaron regalos a diferentes familias beneficiadoras de políticas sociales en el distrito Duc Co.

El mismo día, el Comité Popular de Ciudad Ho Chi Minh organizó un encuentro entre exsoldados y expertos vietnamitas en Camboya y ciudadanos camboyanos residentes en esta urbe sureña.

Con el objetivo similar, se exhiben unos 300 fotos, documentos y objetos de mártires caídos durante la guerra de defensa nacional en la frontera suroeste y el derrocamiento del régimen de Pol Pot en Camboya en la ciudad sureña de Can Tho.

Desde 1975, el régimen genocidio camboyano liderado por Pol Pot realizó numerosos ataques a aldeas vietnamitas en la frontera suroeste, matando a miles de personas.

En respuesta a esas agresiones, Vietnam adaptó medidas pacíficas y trató de resolver el conflicto mediante negociaciones.

Sin embargo, en 1977 los Khmer Rojo lanzaron asaltos de mayor escala al territorio vietnamita, lo que obligó a este país a ejecutar un contraataque para derrocar definitivamente al genocidio y ayudar a los camboyanos a establecer su propio gobierno. – VNA