Hanoi, 07 jul (VNA) Los ciudadanos de Hanoi han optado por refugiarse en las piscinas para combatir la intensa ola de calor que está sufriendo la capital, con un aumento significativo del número de bañistas en esas instalaciones.

En estos días de mucho calor, el niño Trinh Quang Nang pasa dos horas al día en una piscina cercana a su casa.

Trinh Quang Nang, alumno de la escuela primaria de Thang Long, expresó que está abarrotado aquí, pero todavía vino porque la natación es buena para la salud, y además, es una forma de aliviar el calor.

Las piscinas cubiertas son preferidas por la mayoría de los bañistas municipales. Esas instalaciones reciben a hasta 500 personas por día, cuatro veces más que el número habitual.

Ngo Thi Phuong Mai, residente del distrito Hoan Kiem, manifestó que trajo a su hijo aquí después de horas en la escuela porque la natación es buena y es un deporte  que no requiere mucho tiempo de exposición al sol. 
A pesar de ser una piscina al aire libre, todavía está llena de niños y apenas hay espacio para nadar. Sin embargo, esta sigue siendo una opción para las familias, ya que les ayuda a soportar al menos durante unas horas estos días sofocantes.

Debido al creciente número de bañistas en estos últimos días en que los termómetro se han disparado marcando hasta 40 grados celcius, es importante mantener la higiene del agua en las piscinas ya que muchas enfermedades reaparecen en el verano.

Dong Thien Chi, representante de la piscina Olympia de la Calle capitalina Tang Bat Ho, subrayó que durante el verano, se debe controlar la calidad del agua cada hora para mantenerla limpia.

La piscina es una solución ideal para combatir el calor. Sin embargo, los padres también deben mantenerse alertos para evitar que los niños contraigan enfermedades transmitidas por el agua o sufran accidentes por  ahogamiento u otras causas relacionadas con la aglomeración de personas en esas instalaciones. – VNA