Manila, 09 oct (VNA)- Malasia se convirtió en el primer país del Oeste del Pacífico en erradicar el contagio materno-infantil del VIH, el virus causante del SIDA, y de la sífilis.

Foto de ilustración (Fuente: OMS)

Así lo reconoció el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, en la certificación otorgada al ministro de Salud de Malasia, Dzulkefly Ahmad, durante la reunión del Comité de esta entidad internacional en el Oeste del Pacífico, celebrada la víspera en esta capital filipina.

Malasia es el duódecimo  país en el mundo en recibir esa validación, después de Cuba, Armenia, Belarús, Moldavia, Tailandia, Anguila, Antigua y Barbuda, Bermudas, Islas Caimán, Isla de Montserrat y San Cristóbal y Nieves.

De acuerdo con el ministro malasio, el país sudesteasiático desplegó en los últimos años el programa de prevención y tratamiento de esas enfermedades transmisibles, incluidos el suministro gratuito de leche de fórmula para bebés de madres con VIH durante un periodo de dos años, y las medidas de apoyo a las pacientes con sífilis y sus niños.

Gracias al plan, el porcentaje del contagio materno-infantil del VIH disminuyó a dos por ciento en 2016 en Malasia, mientras el de la sífilis representó sólo un 0,05 por ciento. Tales índices cumplen con los requisitos fijados por la OMS para la mencionada validación. - VNA