Kuala Lumpur (VNA)- El número de nuevos casos de infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en Malasia disminuyó 34 por ciento en los últimos seis años, superior al promedio regional del 13 por ciento.

Alrededor del 95 por ciento de las personas que viven con el VIH en el país habían sido diagnosticadas y conocían su estado de salud, informó el director para Asia- Pacífico del Programa de Naciones Unidas sobre VIH/SIDA (ONUSIDA) , Eamonn Murphy.

Es importante que las personas conozcan su diagnóstico de VIH aún si no acceden al tratamiento, pues pueden prevenir una mayor transmisión, añadió.

Según Murphy, una de las barreras para que las personas reciban tratamiento es el temor de que puedan enfrentar la discriminación en el lugar de trabajo o que puedan perder sus empleos.

La discriminación se produce porque la comunidad no entiende que el VIH es tratable, y que los que reciben tratamiento pueden vivir una vida normal.

Cambiar la conciencia pública sobre el VIH debería ser el primer paso para abordar el reto de conseguir que más personas se sometan a tratamiento, subrayó. – VNA