Tokio, 12 sep (VNA)- Vietnam es el segundo país con mayor número de trabajadores residentes en Japón, con más de 240 mil personas registradas hasta octubre de 2017, lo cual representa el 18,8 por ciento del total de las manos de obra extranjeras en ese país.

Trabajadores vietnamita en Japón (Fuente: VNA)

Las buenas relaciones entre Vietnam y Japón en los últimos años, marcadas con la celebración del Aniversario 45 del establecimiento de los vínculos diplomáticos bilaterales (21 de septiembre), facilitan las oportunidades para los trabajadores vietnamitas en la Nación del Sol naciente.

Los empleados del país indochino han recibido buenas calificaciones de las empresas niponas sobre su capacidad y habilidad profesional.

Vietnam se considera como el país con mayor crecimiento de la emisión de mano de obra a Japón, con un aumento interanual del 39,7 por ciento.

En la fábrica Maebashi de la empresa mecánica de precisión Koganei Seiki, en la prefectura nipona de Gunma, trabajan unos 39 ingenieros vietnamitas, graduados de las universidades de Tecnología y Politécnica de Hanoi, quienes han llevado de tres hasta 11 años en Japón.

De acuerdo con Yusuke Kamoshita, director general de Koganei Seiki, su compañía contrató empleados vietnamitas desde 2002 mediante la búsqueda en las mejores escuelas de tecnologías en el país indochino.

El gerente destacó que los trabajadores vietnamitas han aportado gran contribución al progreso de la empresa y subrayó, además, que sus iniciativas técnicas han traído  beneficios para la compañía.

Por otro lado, la escasez en el mercado laboral japonés debido a la disminución de población nipona constituye una de las razones por la cual las empresas niponas contratan las manos de obra extranjeras, como Vietnam.

Según el director de la empresa mecánica Lead Giken, Minoru Ogawa, los siete aprendices vietnamitas en su entidad demostraron buena actitud y avance en el estudio del idioma japonés y la profesión.

Expresó la esperanza de que después de la finalización del período de aprendizaje, ellos regresen a Vietnam y trabajen para las empresas japonesas.

Por otra parte, Tran Quoc Huong, empleado de la compañía nipona de Real Kensetsu, opinó que las máquinas modernas facilitan su labor diario y valoró altamente el estilo y la actitud de trabajo de los japoneses, lo cual deben aprender los vietnamitas.

Las manos de obra vietnamitas han convertido en las fuerzas importantes para el mercado laboral japonés en los últimos años, un terreno potencial y atractivo para los ciudadanos vietnamitas en la búsqueda de trabajo en los países desarrollados. – VNA