Hanoi (VNA)- El Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Vietnam (PCV) decidió hoy aquí amonestar a Bui Quang Vinh, exmiembro del órgano rector de esa fuerza política, exsecretario del Comité partidista en el Ministerio de Planificación e Inversión y extitular de esa cartera.  

Bui Quang Vinh, exmiembro del Comité Central del Partido Comunista de Vietnam, exsecretario del Comité partidista en el Ministerio de Planificación e Inversión y extitular de esa cartera. (Fuente: VNA)

Durante una reunión efectuada bajo la presidencia del máximo dirigente partidista y presidente, Nguyen Phu Trong, el órgano rector del Partido decidió aplicar esa medida disciplinaria a Quang Vinh por sus vínculos con las violaciones cometidas en la compra por parte de la corporación de telecomunicaciones Mobifone de 95 por ciento de las acciones de la empresa Audiovisual Global (AVG).   

Según la Comisión de Control Disciplinario, el exfuncionario actuó con negligencia durante el período que desempeñaba esos cargos al firmar en noviembre de 2015 la nota oficial número 721/BKHDT- KCHTDT para solicitar al Primer Ministro la aprobación de la inversión  para la ejecución del citado proyecto.

Después de recibir informaciones sobre las irregularidades de ese plan, Quang Vinh propuso suspender el mismo. Sin embargo, el Ministerio de Planificación e Inversión lo había ratificado y desplegado.

Quang Vinh se autocriticó, admitió sus violaciones y faltas. Los órganos involucrados averiguaron las infracciones y faltas del exfuncionario y según el resultado de la indagación, coincidieron en la necesidad de aplicar medidas disciplinarias drásticas según las regulaciones del PCV.

A inicios de 2016, Mobifone anunció la adquisición de acciones de AVG con intención de fortalecer sus servicios de televisión, uno de sus cuatro pilares estratégicos, al lado de telefonía móvil, ventas minoristas y multimedia. 

Sin embargo, la corporación no reveló detalles sobre el valor de ese negocio, lo que provocó en la opinión pública preocupación acerca de la transparencia de esa actividad. 

Según la Inspección del Gobierno, las violaciones de MobiFone son “muy graves” al provocar una pérdida posible de 307 millones de dólares del presupuesto estatal. El despilfarro por la adquisición de las deudas de AVG se estima en 50 millones de dólares. – VNA

 

 

 

- VNA