El primer ministro Nguyen Xuan Phuc (Fuente: VNA)

Hanoi (VNA)- La reconstrucción de casas para las víctimas de inundaciones es una tarea urgente, afirmó hoy el primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, durante una conferencia en esta capital para tratar la asistencia de emergencia a las familias afectadas por los desastres naturales ocurridos en el país en los últimos tiempos.

Xuan Phuc urgió a las autoridades locales a tomar decisiones y desplegar medidas activas para el reasentamiento de los damnificados, e instó al aprovechamiento de diversas fuentes para ofrecer de manera oportuna las viviendas a los necesitados.

Asimismo, pidió el apoyo de todos los estratos de la sociedad para superar las consecuencias de las inundaciones y deslizamientos de tierra y dijo que las autoridades locales deben prestar atención, además, al reingreso de los estudiantes a los centros de enseñanza y al cuidado de la salud del pueblo.

El Primer Ministro encargó a los ministerios de Recursos Naturales y Medio Ambiente, y Agricultura y Desarrollo Rural, finalizar en el menor tiempo posible los proyectos para la evacuación de los pobladores de áreas golpeadas por catástrofes naturales y que los presenten al gobierno para su aprobación.

Las localidades deben preparar planes con el fin de garantizar la máxima seguridad para los ciudadanos, subrayó el Premier.

Según datos oficiales, Bebinca, la cuarta tormenta que azota Vietnam este año, dejó a su paso 10 fallecidos, 21 casas destruidas, mientras que cerca de  mil 200  quedaron bajo las aguas en las provincias más afectadas por el desastre natural (Son La, Hoa Binh, Yen Bai, Phu Tho, Ninh Binh, Thanh Hoa y Nghe An).

Por otro lado, el tifón también dejó  miles de hectáreas de cultivo anegadas, más de siete mil animales muertos y centenares de hectáreas de cría acuícola damnificadas.

El Centro Nacional de Pronósticos Hidrometeorológicos estimó que de cuatro a seis tifones y depresiones tropicales que entrarán en el Mar del Este durante el resto del año, dos o tres impactarán directamente en el país. 

La entidad advirtió que de septiembre de 2018 a febrero de 2019 además de tifones, Vietnam enfrentará otros fenómenos climáticos negativos como torbellinos, granizos, inundaciones y deslaves de tierra en las provincias montañosas del norte. 

Según datos oficiales, 75 personas murieron o permanecen desaparecidas, mientras otras 48 resultaron heridas a causa de los desastres naturales ocurridos en la primera mitad de 2018. Los daños económicos provocados por esos fenómenos alcanzaron 37 millones 730 mil dólares.

En los primeros seis meses del presente año, varias calamidades naturales ocurrieron en el país, incluyendo dos tifones, dos depresiones tropicales, 88 torbellinos y siete inundaciones y corrimientos de tierra.

Vietnam es uno de los países más afectados por los desastres naturales. En las últimas dos décadas esos fenómenos dejaron más de 400 fallecidos y desaparecidos, así como pérdidas económicas equivalentes al 1-1,5 por ciento del Producto Interno Bruto.-VNA