Quang Ngai, 16 mar (VNA)- Un solemne acto conmemorativo del 51 aniversario de masacre Son My, en la provincia central de Quang Nam, en la cual 504 civiles fueron asesinados por soldados estadounidenses.
Se ofrendan inciensos en recordación a las víctimas del masacre Son My. (Fuente: VNA)


En la ceremonia, las autoridades locales junto con testigos de la masacre recordaron que el 16 de marzo de 1968, en la aldea de My Lai, comuna Son My, soldados norteamericanos asesinaron a 504 civiles inocentes, que en su mayoría son ancianos, mujeres y niños.

La sangrienta masacre que causó un gran dolor y pérdidas a los familiares de las víctimas, conmovió el mundo. Lo ocurrido en Son My no es una tragedia única provocada por las tropas invasoras, pero representa los dolores extremos que sufrió el pueblo vietnamita en el pasado.   

Nguyen Minh Tri, director del Departamento de Cultura, Deportes y Turismo de Quang Ngai, resaltó los cambios de esta tierra luego de más de cinco décadas, especialmente los logros socioeconómicos.

Los participantes en el acto colocaron inciensos y flores, así como dedicaron un minuto de silencio a las víctimas de la tragedia Son My.

El 16 de marzo de 1968 soldados estadounidenses asesinaron en una operación de barrida a 504 civiles desarmados, en la aldea de Son My, en la comuna de Tinh Khe, distrito Son Tinh, en Quang Ngai.

Bajo el concepto “quemar todo, matar todo”, también destruyeron 247 viviendas de la población local, masacraron miles de reses y aves de corral, y quemaron todo el arrozal en espera de cosecha.

Ese genocidio no fue el único cometido por las tropas de Washington, aunque por su magnitud y atrocidad resultó el más condenado, incluso en Estados Unidos.

El criminal hecho espoleó aún más el movimiento antibelicista en Estados Unidos, cuyo gobierno, avergonzado por la opinión pública mundial y derrotado por el Ejército Popular de Vietnam, no tuvo más remedio que retirar sus tropas en enero 1973.-VNA