Yakarta (VNA)- Las autoridades de varias regiones de Indonesia intensificarán el monitoreo de posibles incendios forestales y sequías, ya que se prevé este año una estación seca más dura, en comparación con la de 2018.
La sequía en las Islas menores de la Sonda orientales (Fuente: en.antaranews.com)

De hecho, todas las regiones de la isla de Java, especialmente Java Central, Java Oriental, y Java Occidental, han comenzado a experimentar la temporada seca, que se espera alcance su máximo en julio y agosto, con la excepción de la región de Bogor, en esta última zona, la cual recibe más lluvias que las otras.

Según la Agencia de Meteorología, Climatología y Geofísica (BMKG) de este país, las precipitaciones durante la última estación seca acumularon menos de 20 milímetros al mes, y esa cifra podría bajar este año.

A las personas que viven en las provincias de Islas menores de la Sonda orientales y occidentales, Célebes y Sumatra, también se les pidió que se mantengan atentos debido al impacto de las sequías.

Se espera que la estación seca alcance su pico de agosto a septiembre en estas regiones, aunque algunas áreas en Java Central ya han comenzado a experimentar la misma.

Ariono Poerwanto, jefe interino de la oficina de mitigación de desastres de Banyumas, dijo que su entidad está monitoreando las aldeas, para anticipar una crisis de agua.

En el distrito de Gunung Kidul, en la región autónoma especial de Yogyakarta, 10 sub-distritos están sufriendo graves sequías.

Ubicada en la línea del ecuador, y entre Asia y Australia, Indonesia tiene solo dos estaciones: lluvia y seca.  Esta última suele abarcar el período entre marzo y septiembre, mientras que la temporada de lluvias dura de septiembre a marzo. - VNA