Foto de ilustración (Fuente: thanhnien.vn)
Hanoi (VNA) El Centro de Oncología del Hospital General de Phu Tho en la provincia homónima vietnamita y el Hospital Nacional del Cáncer en Hanoi, recientemente utilizaron un software de la Inteligencia Artificial (IA), denominado IBM Watson for Oncology, en la consulta y el tratamiento del cáncer, indican medios locales.

Según el periódico Nhan Dan (Pueblo), el sistema se desarrolló con una base en datos de unas 300 revistas, más de 200 libros de medicina, casi unos 15 millones de páginas de documentos relacionados con esa enfermedad.

También se incluyen decenas de millones de expedientes médicos e instrucciones de tratamiento constantemente actualizadas desde los centros de investigación oncológica líderes en todo el mundo.

En Vietnam, la sanidad figura entre los campos con una presencia marcada de la IA, lo que ayuda a recortar centenares de mil millones de dólares gastados al año para la atención médica y mejorar la eficacia del tratamiento, apunta la fuente. 

Además de mantener al oncólogo informado sobre planes terapéuticos avanzados, aplicar la IA en este sector ofrece a los pacientes un acceso más amplio a los regímenes de tratamiento estándares a nivel mundial contra los tipos más extendidos del cáncer, tales como el pulmonar o el hepático.

En otras palabras, si el médico necesita hasta 29 horas para trazar un plan de tratamiento desde que recibe datos sobre el paciente, la IA tardará no más de dos minutos en proponer el suyo, que según pruebas es un 90 por ciento similar al ofrecido por el hombre. Por eso, el uso de esta tecnología ahorrará mucho tiempo en el diagnóstico y tratamiento.

Es más, un sistema dotado de la IA es capaz de presentar pruebas y conclusiones de otros centros de oncología, por lo cual el médico estará al corriente de nuevas noticias en el sector. Los pacientes se beneficiarán también de los mejores planes terapéuticos en el mundo, sin recurrir a un hospital mayor ni al extranjero para su tratamiento.

Acorde con Nguyen Tien Dung, profesor de la Universidad de Toulouse de Francia, como el mercado de la IA para el sector sanitario está creciendo fuertemente, los países integrantes deben formular sus propias políticas y estrategias para no quedarse atrás. 

Se prevé que la base de datos, un factor asociado con el desarrollo de la IA,  alcance más de dos millones de terabytes para 2020, lo cual constituirá un trampolín para su crecimiento, añadió. 

Más allá de la reducción de costos mencionada anteriormente, esta tecnología podría dar paso a otras aplicaciones como el expediente médico electrónico y el enfermero virtual.

Cabe destacar que la IA apoyará a determinar las contraindicaciones de algunos fármacos para ciertas enfermedades, o analizar los efectos secundarios al usarse los medicamentos. 

Según los expertos, ante la influencia de la IA, los médicos en el futuro cercano se verán obligados a cambiar su manera de trabajar, aprendiendo cómo utilizar la tecnología efectivamente. Al mismo tiempo, se trata de una oportunidad de oro para las empresas y emprendedores interesados en este sector.

Como la IA se considera como tecnología núcleo en la cuarta revolución industrial, en criterio de analistas ya es hora de que los establecimientos médicos en Vietnam inviertan en su desarrollo a fin de ir al compás del avance de la medicina moderna.-VNA