Hanoi, 29 ene (VNA)- Cuando vuelve la primavera, los vietnamitas saludan el Tet (Año Nuevo Lunar) en un ambiente jubiloso y en 2019 decoran sus casas preferentemente con pinturas folclóricas tradicionales con temas sobre la mascota del año: el cerdo.

El proceso de hacer pinturas del pueblo Dong Ho. (Fuente: http://www.qdnd.vn/)

Dos representaciones sobre cerdos vívidos y altamente simbólicos son “Lon an cay ray” (Cerdo come el alocasia macrorrhizos ) y “Lon nai” (Familia de cerdo).

Estas pinturas que los vietnamitas copran para engalanar sus casas y  para regalar a sus seres queridos, traen la esencia de la cultura tradicional de la nación y expresan el deseo de una vida abundante y feliz, informó la página electrónica Nhan Dan.

Al hablar de las pinturas folclóricas, cabe mencionar las famosas de Dong Ho (su nombre completo es la pintura folclórica tallada en madera de Dong Ho, originado en la comuna Dong Ho, distrito Thuan Thanh, provincia Bac Ninh).

En las pinturas de Dong Ho se ven las actividades diarias, espirituales, religiosas y la vida de los campesinos mediante imágenes.

Las obras más populares tales como: "Boda de ratones", “Gallo”, y “Recogida de cocos” han decorado millones de hogares en ocasión de Tet a lo largo de la historia.

El artesano Nguyen Dang Che dio a conocer que cada obra de Dong Ho es un cuento y se retrata la figura del cerdo en con colores muy fuertes pero con pinceladas suaves para demostrar la proliferación y prosperidad.

En el contexto de muchas pinturas sin historia ni aliento que dominan el mercado, las obras singulares de Dong Ho se destacan, y se desarrollan como un punto brillante, recordando a las jóvenes la importancia de preservar y promover las tradiciones culturales de la tierra natal.-VNA