Tratamiento de una paciente de gripe H7N9 (Fuente: VNA)
 
Hanoi (VNA) – La situación de epidemias en Vietnam seguirá siendo complicada este año, alertó Tran Dac Phu, jefe del Departamento de Salud Preventiva del Ministerio de Salud.  

En 2017, la cantidad de los casos infectados y mortales de numerosas enfermedades contagiosas, entre ellas las gripes H7N9, H5N6 y H5N1; la malaria y la rabia se redujo considerablemente, afirmó Dac Phu durante una entrevista con la Agencia Vietnamita de Noticias.  

El programa de vacunación generalizada logró mantener la eliminación de la poliomielitis, el tétano en los neonatales, entre otras enfermedades, añadió. 

Con respecto a la epidemia del dengue, que afectó en 2017 a todas las provincias y ciudades de Vietnam con 163 mil 600 personas infectadas, entre ellas 138 mil 327 casos hospitalizados y 30 mortales, Dac Phu informó que desde inicios de septiembre de 2017 hasta la fecha, el contagio se ha reducido fuertemente en todas las regiones, gracias a la aplicación firme de las medidas de saneamiento y eliminación de mosquitos.   

De acuerdo con el funcionario, la grave situación de esa epidemia se debe a los cambios del clima, la falta de la conciencia pública sobre la higiene y las medidas preventivas y la escasez de recursos humanos y financieros en los centros de salud.    

Esos factores, junto con la rápida urbanización, constituyen también obstáculos contra la prevención de las epidemias en general en Vietnam, admitió. 

Pronosticó que la situación de las enfermedades contagiosas seguirá siendo complicada en 2018, debido a las condiciones naturales de un país tropical, el cambio climático, el creciente tránsito de pasajeros entre Vietnam y otras naciones, la rápida urbanización y la falta de aseo ambiental e higiene alimentaria.  

Sin embargo, aseguró que las actividades preventivas se desplegarán desde inicios del año, bajo un control más estrecho, y en paralelo con el fortalecimiento de la propaganda en la comunidad.  

Además, las localidades impulsarán el programa de vacunación, especialmente en las zonas remotas y comunidades de etnias minoritarias, afirmó. 

El sector de salud está decidido a garantizar los recursos financieros para las tareas preventivas e intensificar la inspección de esas actividades en las localidades, afirmó.  

Sobre todo, enfatizó que cada persona debe cambiar sus hábitos de vida, para mejorar la salud de sí misma, de su familia y de la comunidad. – VNA