Bangkok (VNA) – El viceprimer ministro de Tailandia, general Prawit Wongsuwan, ordenó a las fuerzas de seguridad desplegar un conjunto de medidas para impedir las apuestas ilegales durante la Copa Mundial de Fútbol, así como la violencia relacionada con deudas por juego durante y después del certamen, que se inaugurará hoy en Rusia.

Foto de ilustración.

La policía tailandesa informó la víspera que a fin de  mantener el orden social durante  los días del gran  evento deportivo,  se cerrarán unas mil páginas web de apuestas y se citarán a unas mil modelos que participan en las actividades de promoción de ese juego ilegal.

Si son declaradas culpables, esas personas enfrentarán una sentencia de un año de prisión o tendrán que pagar 35 dólares.

Las apuestas de fútbol son ilícitas en Tailandia. Un estudio de la Universidad de Comercio de este país pronostica que unos mil 800 millones de dólares se gastarán en ese juego este año.

Durante la Copa Mundial 2014, la policía tailandesa arrestó a más de cinco mil personas por su relación con las líneas de apuestas.

Malasia, otro país sudesteasiático, también inició esta semana una campaña nacional para interceptar esa actividad considerada ilegal. –VNA