A un mundo sin armas atómicas aspira la humanidad, expresó el embajador Pham Vinh Quang, subjefe de la Misión Permanente de Vietnam ante la ONU, en un debate del Comité de Desarme del máximo organismo internacional.

El gobierno vietnamita considera que el tratado de no proliferación de armas nucleares es la base fundamental de un mecanismo global para evitar la propagación de esos artefactos letales, subrayó Vinh Quang.

Hizo hincapié en la necesidad de iniciar las negociaciones sobre un programa de eliminar gradualmente ese tipo de armamento y aplicar el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares dentro un plazo específico.

El diplomático ratificó el derecho a emplear la energía atómica con fines pacíficos, y subrayó que Hanoi reconoce todos los tratados multilaterales de prohibición de armas de destrucción masiva y se compromete ser un miembro activo de agencias del desarme de la ONU.-VNA