Hanoi (VNA)- La selección de fútbol sub-23 de Vietnam estiró un poco más el cuento de hadas que está viviendo en el Campeonato Asiático al vencer 5-3 a Iraq en los penaltis y clasificarse a las semifinales en su primera participación en el torneo.
 
En el partido disputado ayer en el estadio de la ciudad de Changshu, China, el equipo del técnico Park Hang-seo mostró su mejor cara del torneo y propuso un juego valiente y directo ante un rival considerado mucho más fuerte.

Vietnam se adelantó gracias a un gol del delantero Cong Phuong, sin embargo los iraquíes igualaron el partido pocos minutos después por intermedio de Ayman Hussein desde el punto de penalti, tras una jugada controversial que pitó el árbitro australiano, Christopher Beath.
 
El delantero vietnamita Cong Phuong (Fuente: VNA)


Con un marcador de 1-1 después de 90 minutos, las dos selecciones entraron en el tiempo extra y la prórroga fue increíble para los aficionados de ambos equipos.

Ayman Hussein cabeceó para la selección iraquí en el minuto 94, pero Phan Van Duc y Ha Duc Chinh remataron dos goles consecutivos para regalar la alegría a los hinchas vietnamita. Y mientras los aficionados del país indochino empezaban a soñar en las semifinales, Mhawi empató para Iraq después de un contraataque y obligó a ambos equipos entrar en la tanda de penaltis.

En la dramática tanda de penaltis, todos los jugadores vietnamitas tuvieron éxito con sus disparos, mientras el capitán de la selección iraquí Bashar Resan no pudo vencer al portero, Bui Tien Dung, quien ha mostrado una excelente actuación en todo el partido.

Luego de pitido final, miles de fans vietnamitas salieron a las calles principales para festejar la sorprendente y sensacional victoria de su equipo.

Vietnam enfrentará a Qatar, mientras Sudcorea se medirá con Uzbekistán en las semifinales que tendrán lugar el martes próximo.-VNA