Yakarta  (VNA)- La filial del autodenominado grupo Estado Islámico (EI) en la ciudad de Marawi, Filipinas, podría prepararse para realizar ataques contra diversos países de Asia, según un informe publicado recientemente por el Instituto de Análisis de Conflictos (IPAC), con sede en Indonesia.
Combatientes filipinos en Marawi (Fuente: VNA)

El informe precisó que el grupo, dirigido por Bahrumsyah, un extremista indonesio en Siria, y Mahmud Ahmad, un exprofesor universitario malasio, había reclutado combatientes y llevado a cabo la conspiración del EI para apoderarse de Marawi.

Detalló que las operaciones de Marawi recibieron financiamiento directo del EI, lo que indica que la red está dirigida no sólo desde Siria, Filipinas e Indonesia, sino también más allá de esos países.

Una publicación en la aplicación de Telegram Social Media instó a los grupos insurgentes de Marawi a atacar objetivos en Singapur, Tailandia, Myanmar, Sudcorea, Japón y China. La orden fue dictada por Bahrumsyah, quien es el jefe de una unidad de combate del EI en Siria compuesta principalmente por combatientes del Sudeste Asiático, agregó el reporte.

Reveló que Mahmud recibió por lo menos 55 mil dólares enviados por Bahrumsyah desde Oriente Medio a Indonesia y que fue más tarde transferido a Filipinas a través del servicio financiero Western Union.

Según IPAC, el conflicto en Marawi conducirá a una cooperación más estrecha entre extremistas en el Sudeste Asiático, y fortalecerá el liderazgo de las células pro-EI en Indonesia y Malasia, al incorporar a sus filas a los militantes que regresan de Marawi. –VNA