Foto de ilustración (Fuente: VNA)
Sídney (VNA) – El primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, telefoneó al presidente de Indonesia, Joko Widodo, para analizar las medidas destinadas a resolver el incidente reciente entre los dos países.

En una declaración después de la llamada telefónica realizada la víspera, Turnbull informó que las dos partes se comprometieron a continuar estrechando la colaboración sobre la base del interés común y respeto mutuo.

Por su parte, Widodo confirmó la buena cooperación entre las dos naciones y llamó al general Gatot Nurmantyo, y al ministro de Defensa, Ryamizard Ryacudu, a colaborar con la parte australiana para resolver el problema.

En noviembre, las Fuerzas Especiales de Indonesia, más conocidas como Kopassus, participaron en un entrenamiento conjunto con el Servicio Aéreo Especial de Australia en una base militar en Perth, ubicada en el suroeste del país oceánico.

Allí, un especialista de Kopassus se sintió humillado por los materiales exhibidos en la dicha base.

El 4 de este mes, el portavoz del ejército indonesio, mayor general Wuryanto, anunció que su país suspendía con carácter inmediato la cooperación militar con Australia por la mencionada supuesta causa.

La ministra de Defensa de Australia, Marise Payne, precisó por su parte que su nación considerará de manera minuciosa ese asunto y se realizará pronto la investigación al respecto.

Remarcó que la parte australiana trabajará con Indonesia para recuperar de manera plena la cooperación bilateral tan pronto como sea posible. –VNA

VNA-INTER