Bangkok (VNA)- El Departamento Hidráulico de Tailandia estudia actualmente el cambio de la corriente del río Loei, un afluente de Mekong a fin de conducir aguas a las zonas agrícolas en la región noreste del país. 

Vista de una parte de la embocadura de Loei (Fuente: VNA)


Una vez concluida la investigación a finales de este año, el gobierno tailandés tomará la última decisión sobre la viabilidad del proyecto. 

Según fuentes oficiales, la dependencia organizó con anterioridad un simposio sobre la construcción de un túnel que sirva para la conducción de agua. 

El proyecto de desvío del río Loei, valorado en dos mil 800 millones de dólares, contribuiría a garantizar las fuentes hidráulicas en los períodos de sequías y evitar el excesivo crecimiento del nivel del río Mekong, según los investigadores. 

Asimismo, beneficiará a un total de un millón 700 mil familias con el suministro de dos millones de metros cúbicos cada año. 

Sin embargo, activistas medioambientales manifestaron su oposición al despliegue del plan, alegando que tal proyecto intensificará la salinización en la región, y abogaron por remodelar los embalses existentes y construir otros nuevos. 

De acuerdo con los expertos, el establecimiento de presas por parte de los países en el río arriba afectó las fuentes suministradoras de agua a las naciones por donde discurre el río debajo de Mekong, incluido Vietnam, en el resto de su recorrido. 

Figuran entre los impactos más severos la escasez de agua potable, la entrada de aguas de mar y la disminución de la intensidad de los aluviones. 

La parte del Delta del río Mekong en Vietnam sufre en el presente mes una sequía y salinización sin precedentes durante los últimos 100 años. - VNA