Manila (VNA) - El Frente Democrático Nacional de Filipinas (NDFP) reiteró su disposición de debatir un cese de fuego bilateral propuesto por el Gobierno en las negociaciones de paz, que se iniciarán hoy en la ciudad holandesa de Noordwijk.
 
Soldados filipinos (Fuente: AFP)


Se trata de la cuarta ronda de negociaciones entre el Gobierno filipino y el NDFP, reiniciadas por el presidente Rodrigo Duterte después de su asunción al cargo en junio de 2016.

El gabinete fijó el objetivo de lograr un cese de fuego permanente, a pesar de que una semana de conversaciones efectuadas en las afueras de Roma en enero pasado terminó sin llegar a ningún acuerdo.

El negociador jefe del NDFP, Fidel Agcaoili, dijo en un comunicado que se podría alcanzar lo más pronto posible un acuerdo de tregua bilateral.

Sin embargo, su homólogo del Gobierno, Silvestre Bello, indicó que las conversaciones podrían ser difíciles, sin garantía de un resultado exitoso.

El Gobierno filipino desea que el primer tema en las negociaciones que se prolongarán hasta el próximo 6, sea un acuerdo de tregua que “reduce o termina la hostilidad”, señaló.

Según estimaciones, el enfrentamiento entre el ejército filipino y el NDPF dejó unos 30 mil muertos desde 1968. – VNA