Filipinas podrá no cumplir la meta de crecimiento económico del 6,5 al 7,5 por ciento de este año debido a las secuelas causadas por los desastres naturales y la reducción drástica del gasto público, alertaron analistas nacionales.

La Oficina Nacional de Estadística de Filipinas (NSO) publicó este jueves los datos económicos del tercer trimestre, según los cuales el Producto Interno Bruto (PIB) de Indonesia en este período se ubicó en 5,3 por ciento y de los primeros nueves meses del año, 5,8 por ciento.

Este nivel de incremento está por debajo en comparación con la meta fijada de entre 6,5 – 7,5 por ciento para todo el año del gobierno y también es el crecimiento más bajo desde el cuarto trimestre de 2011.

El ministro de planificación económica, Arsenio Balisacan, dijo que la economía nacional sufrió graves pérdidas después del azote del tifón Rammasun en julio pasado que cobró la vida de 110 personas y un millón de filipinos se quedaron sin casa.

Además, los gastos gubernamentales y la inversión en las obras públicas se restringen a causa de las nuevas políticas del gobierno y el combate contra la corrupción, explicó.

Entre tanto, Herminio Colomba, vocero del presidente Benigno Aquino, expresó que pese a los signos negativos en los primeros nuevos meses, el gobierno sigue optimista por las perspectivas del crecimiento económico en el año próximo. – VNA