Bangkok, 14 abr (VNA)- Los tailandeses celebran del 13 al 15 de los corrientes el Songkran, o Año Nuevo Budista, la fiesta más importante en su cultura, donde se expresa el deseo de felicidad para los seres queridos.
Celebraciones del Festival Songkran en Camboya (Fuente: Internet)


En los días feriados, las personas suelen llevar frutas y platos vegetarianos a las pagodas, donde participan en el lavado de estatuas de Buda, y regresan luego a su casa para pedir la longevidad para sus abuelos y padres.

El budismo es la religión nacional de Tailandia, y según la leyenda, el 15 de abril es el nacimiento de Buda.

El ambiente festivo este año parece ser un poco taciturno en comparación con los calendarios anteriores, ya que el país sudesteasiático aún se encuentra en el duelo por el extinto rey Bhumibol Adulyadej.

El festival fue organizado en diferentes lugares. Se registra la nutrida participación de turistas extranjeros en las celebraciones en centros comerciales capitalinos como Central World, Silom y Khao San.

En un discurso televisado en la ocasión, el primer ministro, Prayut Chan-ocha exhortó a los connacionales a preservar los valores tradicionales y proteger los fundamentos de la nación, que son el pueblo, la religión y la familia real.

Llamó a mantener el orden social y evitar accidentes viales durante los días feriados.

También prometió esforzarse al máximo con el fin de garantizar la paz y seguridad en todo el país.

Songkran suele beneficiar al sector turismo de Tailandia, con un alza de la cantidad de las llegadas de extranjeros de hasta un 30 por ciento. Sin embargo, también se registra durante la celebración de esta fiesta un súbito aumento de los accidentes de tráfico.

De acuerdo con fuentes oficiales, al menos 82 personas perdieron la vida y unas 630 resultaron heridas entre ayer y hoy por incidentes de tránsito en Tailandia. La cifra de casos mortales reportada el año pasado fue de 64. – VNA

VNA- INTER