Yakarta, (VNA)- La visita a Indonesia del secretario general del Partido Comunista de Vietnam (PCV), Nguyen Phu Trong, constituye un hito importante en los lazos bilaterales, contribuye a fomentar la confianza política y consolidar la amistad y genera un nuevo paso de avance para la asociación estratégica binacional.

El secretario general del PCV, Nguyen Phu Trong, se reunió con el presidente indonesio, Joko Widodo (Fuente: VNA)


El máximo dirigente partidista vietnamita y el presidente indonesio, Joko Widodo, coincidieron hoy en ese sentido durante sus conversaciones efectuadas en Yakarta.

Durante el encuentro, Phu Trong reiteró la prioridad concedida por su país al mantenimiento y desarrollo de la amistad tradicional y la cooperación multifacética bilateral.

Abogó por nuevos éxitos de Indonesia en la empresa de construcción y el desarrollo nacional y por la elevación de la posición de Yakarta en la arena regional e internacional.

Ambos dirigentes patentizaron el compromiso de los dos países de empeñarse en conservar la amistad y compartir los valores e intereses comunes.

[Joko Widodo ofrece una solemne recepción al máximo dirigente partidista de Vietnam]

Tras informarse sobre la situación socioeconómica de cada nación, Phu Trong y Widodo intercambiaron en torno a las medidas encaminadas a profundizar la asociación estratégica e impulsar la colaboración multisectorial, así como en los asuntos regionales e internacionales de interés común.

Expresaron el júbilo por el avance de los lazos Hanoi- Yakarta durante los últimos tiempos, especialmente después del establecimiento de la asociación estratégica bilateral en 2013.

Sin embargo, coincidieron en que los resultados de la cooperación multifacética no se corresponden aún con las potencialidades de ambas partes, especialmente con respecto a la economía, el comercio y la inversión.

A su vez, el jefe de Estado del país anfitrión destacó el incremento del valor del intercambio comercial bilateral, que totalizó en el año pasado alrededor de seis mil  millones de dólares.

Los dos dirigentes manifestaron la convicción de que esa cifra se elevará a 10 mil millones de dólares en un futuro cercano mediante la implementación de numerosas medidas estimuladoras, tales como el mejoramiento del entorno de inversión en los campos potenciales como explotación petrolera y producción de carbón, arroz y alimentos “Halal” (término que se refiere al conjunto de prácticas permitidas por la religión musulmana).

Widodo hizo hincapié en la necesidad de conceder prioridad a la cooperación en la pesca, el comercio y la inversión y los asuntos regionales e internacionales.

Ambos dirigentes acordaron las medidas encaminadas a profundizar aún más las relaciones de asociación estratégica entre los dos países, por interés de ambos pueblos, como contribución a la paz, estabilidad y desarrollo en la región y en el mundo.

Coincidieron en mantener las visitas y los contactos a todos los niveles, en aras de fomentar la confianza y la cooperación de beneficios mutuos, e impulsar de manera efectiva los mecanismos de colaboración, incluido el Comité de cooperación bilateral y el Comité Mixto sobre cooperación en economía, ciencia y técnica.

Al calificar la colaboración en defensa y seguridad como un pilar clave en los vínculos bilaterales, ambas partes se comprometieron a estrechar la coordinación en la lucha contra el terrorismo, crímenes cibernéticos y de alta tecnología, trata humana, tráfico de drogas y delitos transnacionales.

Destacaron la necesidad de concluir con prontitud las negociaciones sobre la delimitación fronteriza de la zona económica exclusiva, e incluso la solución de los asuntos relacionados con barcos pesqueros y pescadores, sobre la base del espíritu de humanidad, amistad y solidaridad de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), en concordancia con las relaciones de asociación estratégica bilateral y el respeto a la independencia y soberanía de cada país.

En la cita, los dos dirigentes reafirmaron la importancia de mantener la paz y estabilidad en la región, en garantía de la seguridad y libertad de navegación aérea y marítima en el Mar del Este, resolver por vías pacíficas las disputas y cumplir las leyes internacionales, incluida la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) de 1982, y la Declaración sobre la Conducta de las Partes Concernientes en el Mar del Este (DOC) hacia el Código al respecto (COC).

Destacaron igualmente la coordinación en asuntos de interés común, tales como el antiterrorismo, la lucha contra la piratería, el rechazo a la carrera armamentística y la  proliferación de armas nucleares, y la colaboración estrecha en los foros regionales e internacionales, especialmente en la ASEAN, la Reunión de Asia – Europa (ASEM), el Foro de Cooperación Económica Asia- Pacífico (APEC), el Foro de Cooperación América Latina – Asia Oriental (FEALAC) y las Naciones Unidas.

Tras reiterar los grandes logros de la ASEAN durante los últimos 50 años, sobre todo el establecimiento de la Comunidad regional, agregaron que Vietnam e Indonesia continuarán cooperando con otros países miembros para materializar los objetivos de la Comunidad, impulsar la solidaridad regional, construir una ASEAN más fuerte y desarrollar el rol céntrico de ese bloque en la estructura regional.

El presidente Joko Widodo valoró en alto grado el apoyo de Vietnam a la candidatura indonesia a un escaño no permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (mandato 2019-2020) y manifestó el respaldo de Yakarta a la candidatura de Hanoi a un escaño en esa misma instancia internacional en el mandato 2020-2021.

También ratificó que Indonesia seguirá apoyando y fomentando la colaboración con Vietnam en el Año de APEC 2017.

En esta ocasión, el máximo dirigente del PCV extendió una invitación a Joko Widodo para visitar Vietnam, la cual fue aceptada con agrado. –VNA