El primer ministro Nguyen Tan Dung instó al Comité Popular (CP) de Hanoi seguir las labores inspectoras para definir la responsabilidad de los órganos e individuos involucrados a las violaciones de la obra de construcción en el número 8B, calle Le Truc del distrito capitalino Ba Dinh.

Obra de construcción en 8B Le Truc (Fuente: VNA)

Conforme a la instrucción del premier, el poder municipal debe aplicar sanciones estrictas para casos violatorios, informó el ministro jefe de la Oficina Gubernamental, Nguyen Van Nen, durante una rueda de prensa ordinaria la víspera en Hanoi.

El jefe del Gabinete calificó de débil la gestión estatal en el sector de construcción y urgió a adoptar soluciones para mejorarla en los próximos tiempos, dijo.

El inversor debe suspender inmediatamente las actividades constructivas de la obra y dar plan para recuperar las consecuencias, según la conclusión del premier.

Una vez aprobado el plan del inversor de desmontar las partes violatorias de la construcción, el CP de Hanoi necesita vigilarlo estrictamente para garantizar la seguridad de personas y obras alrededores, entre otros asuntos relativos.

De acuerdo con el informe del CP capitalino, el proyecto de Centro comercial, oficinas y viviendas en esa dirección se realiza en el terreno legal, en concordancia con la Planificación general de la capital hasta 2020 aprobada por el jefe de gobierno en 1998.

Sin embargo, las inspecciones en 2011 y 2012 señalaron la construcción sin permiso de la parte subterránea, por lo cual las autoridades suspendieron desde 2013 todas las actividades en el número 8B.

En marzo de 2014, el Servicio municipal de Construcción expidió la autorización al proyecto; sin embargo, luego se detectaron numerosas violaciones en materia de la altitud del edificio, superficie de la obra y la estructura arquitectónica, entre otras.

De hecho, la altura de esa construcción es de 69 metros, 16 metros más que la planificación permitida (equivalente a cinco pisos).

Aunque los organismos promulgaron múltiples documentos exigiendo a los realizadores a desmontar las partes violatorias, la situación no mejoró. Esos actos no sólo infringen las regulaciones de construcción sino también dañan el espacio, la arquitectura y el paisaje del área, aclara el informe.-VNA