El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. (Fuente: VNA)

Washington (VNA) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se refirió a la posibilidad de que los consumidores nacionales compren productos de Vietnam y otros países libres de aranceles, en medio de una escalada en la guerra comercial entre su país y China.  

Al hablar la víspera aquí a la prensa, antes de su reunión con el primer ministro de Hungría, Viktor Órban, el mandatario estadounidense se refirió al incremento en un 25 por ciento de los impuestos a las importaciones chinas, por más de 200 mil millones de dólares, y anunció que planea imponer similar medida a otros envíos por 325 mil millones de dólares.

Trump dijo que se trata de una acción sin precedentes realizada por Estados Unidos contra cualquier país.  

De acuerdo con el presidente estadounidense, las exportaciones de China al mercado norteamericano se estiman en 600 mil millones de dólares, frente a los 100 mil millones de las importaciones por parte del país asiático de los productos de Estados Unidos.

En la lista de productos chinos que podrían sufrir los aranceles adicionales de Washington se encuentran las prendas de vestir, juguetes, teléfonos móviles y computadoras portátiles. Si la amenaza de Trump se convierte en realidad, se aplicarán los impuestos a la mayoría de las exportaciones de la nación asiática a Estados Unidos.

Ese hecho creará oportunidades para numerosos países, particularmente los especializados en la agricultura y la industria manufacturera, valoraron economistas.

Medios noticiosos en Asia afirmaron que los “ganadores” de la guerra comercial entre las dos mayores potencias mundiales serán las economías emergentes, entre ellas Vietnam.

En la actualidad, frente a los crecientes costos de producción en China, marcas líderes como Adidas, Nike, Brooks Running, o Apple, prestan atención a Vietnam, país miembro de una serie de tratados de libre comercio, dotado de la fuerza laboral competitiva, explicaron. - VNA