Kuala Lumpur (VNA) - Singapur y Malasia llegaron a un acuerdo para poner fin a su disputa de espacio aéreo tras meses de negociación, informaron los ministros de Transporte de los dos países, en una declaración conjunta.
 
El aeropuerto de Seletar (Fuente: Changi Airport Group)

Según el acuerdo, Singapur retirará los procedimientos del sistema de aterrizaje por instrumentos (ILS) en su aeropuerto Seletar, mientras que Malasia abrirá un área restringida en la ciudad de Pasir Gudang, en el estado de Johor, cerca de la frontera con el país vecino.

Los dos ministros “celebran estos pasos positivos, y esperan fortalecer la cooperación bilateral”, según la declaración.

Este acuerdo permitirá que la filial de Malaysia Airlines, Firefly, comience a operar en el aeropuerto de Seletar este mes, desde que suspendió sus servicios a finales del año pasado debido a la disputa.

El desacuerdo sobre Seletar surgió en noviembre pasado, cuando Firefly dijo que no se trasladaría del aeropuerto de Changi a la nueva terminal de pasajeros del aeropuerto de Seletar el 1 de diciembre, como se acordó anteriormente.

El regulador de aviación civil de Malasia bloqueó la medida, diciendo que la introducción de un ILS en el aeropuerto de Seletar restringiría el desarrollo de Pasir Gudang.

Como respuesta, Malasia anunció una zona restringida en Pasir Gudang, que afectó la trayectoria de los vuelos hacia y desde Seletar. – VNA