Manila (VNA)- El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, agradeció al gobierno estadounidense por el apoyo a Manila en la lucha contra los insurgentes que apoyan al autodenominado Estado Islámico en la ciudad de Marawi.

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte. (VNA)

Al pronunciar un discurso en el área urbana de Balangiga, el jefe de Estado filipino destacó que Estados Unidos ha respaldado al país sudesteasiático mediante el suministro de armamentos importantes.

El país norteamericano movilizó aviones de reconocimiento Orion P3 y abasteció datos de inteligencia al ejército de Filipinas que se encuentra actualmente en la plena lucha por liberar a Marawi.

El número de víctimas como resultado del conflicto ya ha superado las 800 personas. Más de 500 mil residentes locales han sido evacuados.- VNA