Hanoi (VNA) - La Agencia Internacional de Energía (AIE) pronosticó que la demanda energética en el Sudeste de Asia aumentará en casi 60 por ciento para 2040, especialmente la de carbón y petróleo en los sectores de electricidad y transporte.

 

Foto de ilustración (Fuente: Reuters)


De acuerdo con un informe de la AIE, la región se convertirá en un motor clave de la demanda de energía en todo el mundo a medida que su economía se triplique y su población total crezca en una quinta parte.

El Sudeste de Asia tendrá que gastar más de 300 mil millones de dólares en 2040 en importaciones de energía, equivalente a alrededor del cuatro por ciento del Producto Interno Bruto total regional.

El uso de petróleo en la zona se ampliará a unos seis millones 900 mil barriles por día, con un valor de 280 mil millones de dólares anualmente, convirtiéndose para entonces en el mayor producto importado de la región.  

La creciente dependencia del Sudeste de Asia de la energía importada provoca ciertas preocupaciones por la seguridad energética, advirtió la AIE. – VNA