Yakarta (VNA) - El Gobierno de Indonesia anunció el plan para construir un puente de siete kilómetros de largo que conecte dos islas en el Estrecho de Malaca, cerca de Singapur, en aras de impulsar el turismo y las industrias.

La futura obra, que conectará las islas de Batam y Bintan, será el puente más largo de ese país. Se estima que la construcción, con un costo superior a los 284 millones de dólares, se inicie en 2020 y concluya en un período de tres a cuatro años.  

El presidente indonesio Joko Widodo, recientemente reelegido en ese cargo,  se comprometió durante su campaña electoral a continuar resolviendo los problemas que obstaculizan el crecimiento económico, especialmente la insuficiencia de las infraestructuras. 

El nuevo Gobierno también está decidido a promocionar Batam, la única zona de libre comercio de este país, a los inversores que buscan trasladar sus negocios desde China, en medio de la guerra comercial de Estados Unidos contra el gigante asiático. - VNA