Singapur (VNA)- Todos los servicios públicos de Singapur tendrán que ajustarse a un marco común para salvaguardar los datos personales de los ciudadanos, comenzando con 13 nuevas medidas desarrolladas después de una serie de violaciones en el último año, anunciaron hoy los medios locales.
Foto de ilustración (Fuente: straitstimes.com)

Estas medidas digitales, algunas de las cuales ya se están implementando, tienen como objetivo hacer que las bases de datos sean inutilizables si la información se ha extraído de forma incorrecta, detectan transmisiones de datos inusuales, y limitan los derechos de acceso de los usuarios.

Los archivos confidenciales deben estar encriptados, y los atributos altamente sensibles de las personas, como el estado del VIH, deben ocultarse en un sistema separado con controles más estrictos.

Las 13 medidas se implementarán eventualmente para otorgar el nivel más alto de protección a la información más confidencial.

Por ejemplo, la base de datos de pacientes con enfermedades infecciosas e individuos en bancarrota, tendrá la forma más alta de protección que involucre a la mayoría de las 13 medidas, si no todas.

Las medidas técnicas anunciadas son las primeras de un nuevo Comité de Revisión de Seguridad de Datos del Sector Público, que fue convocado por el Primer Ministro Lee Hsien Loong en abril de este año.

El comité se formó después de una serie de infracciones de seguridad cibernética durante el año pasado, con la última información sobre datos personales de más de 800 mil donantes de sangre a los que se accedió ilegalmente, y se cargó en un servidor no autorizado durante más de dos meses.

El peor ataque cibernético en Singapur ocurrió en junio del año pasado, e involucró a la base de datos del grupo de salud pública más grande de ese país, SingHealth.

Los piratas informáticos eliminaron datos personales de 1,5 millones de pacientes, y la información de prescripción para pacientes ambulatorios de 160 mil personas, incluido el primer ministro Lee Hsien Loong.-VNA