La selección nacional de Vietnam. (Fuente: VNA)

Hanoi (VNA) - La Federación Internacional de Fútbol (FIFA) apreció altamente el desarrollo del llamador "deporte rey" en Vietnam, así como la contribución del entrenador sudcoreano Park Hang-seo a ese avance.

En una reciente publicación titulada “Sabor extranjero brinda dulce éxito a Vietnam”, la FIFA evaluó que el país indochino mantuvo un constante progreso en el fútbol durante los últimos años.

Bajo la dirección del estratega sudcoreano, los futbolistas vietnamitas se han desarrollado y siempre muestran confianza en sí mismos al enfrentar rivales fuertes en la región e incluso el mundo, indica esa organización.

La fuente recordó que en su debut en la Copa Asiática contra Irak, las “estrellas amarillas” obtuvieron dos veces la ventaja, y solo perdieron 2-3 a los últimos minutos ante el campeón de la edición de 2007.

Pese a la posterior derrota 0-2 ante las “grandes pistolas” de Irak, los discípulos del entrenador Park Hang-seo repuntaron para ganar 2-0 a Yemen, y así obtener el último boleto para pasar a los octavos de final.

FIFA también citó las palabras de Le Khanh Hai, presidente de la Federación de Fútbol de Vietnam, quien consideró a Park como uno de los entrenadores extranjeros más exitosos de la selección nacional.

Sus discípulos jugaron con gran determinación y alcanzaron impresionantes logros, afirmó Khanh Hai.  

En la publicación, la FIFA también apreció la política de Vietnam de optar por la contratación de técnicos procedentes de países avanzados en el deporte rey.

En relación con esa tendencia que comenzó en 1995,  la organización apuntó que “una política utilizada con frecuencia durante décadas brindó éxito al fútbol vietnamita, hecho que se ve más hoy con Park Hang-seo”.

De acuerdo con la FIFA, el primero de los seis entrenadores más exitosos en la historia del fútbol vietnamita fue el brasileño Edson Tavares, quien ayudó a mejorar considerablemente a los equipos nacionales.

Después se sumó el alemán Karl Heinz Weigang, el cual llevó a la selección nacional al tercer lugar en la Copa Tiger 1996 (ahora Copa AFF Suzuki).

Con el estratega austriaco Alfred Riedl, Vietnam se convirtió en subcampeón de la Copa Tiger 1998 y entró en los cuartos de final de la Copa Asiática 2007, antes de que el portugués Henrique Calisto hiciera historia, cuando el país indochino se coronó por primera vez en la Copa sudesteasiática 2008, al derrotar a su tradicional rival Tailandia.  

El japonés Toshiya Miura ayudó a Vietnam a superar la ronda clasificadora de los Juegos Asiáticos (ASIAD) 2014 en Corea del Sur. La escuadra del país indochino incluso derrotó 4-1 a Irán.  

Park Hang-seo es el entrenador extranjero más exitoso, quien lideró a sus discípulos para obtener el segundo lugar en el campeonato continental sub-23, la cuarta posición en ASIAD 2018, el campeonato en la Copa AFF Suzuki 2018 y ahora los llevó a entrar en la ronda de octavos de final de la Copa Asiática 2019.

La FIFA citó el criterio de Le Khanh Hai de que “con la cooperación de técnicos foráneos, aprendemos el profesionalismo, el cuidado y la rigurosidad en el entrenamiento. Los conocimientos que adquirimos van más allá de lo táctico y técnico, y ahora entendemos la importancia de la preparación mental y la nutrición, como ejemplo”.

Al obtener el último boleto para la ronda eliminatoria de la Copa Asiática, Vietnam es también en el primer campeón sudesteasiático en avanzar a esa fase.

En 1996, Tailandia conquistó la Copa AFF, solo para sufrir tres consecutivas derrotas, una historia que se repitó en 2004. - VNA