Yakarta  (VNA) – Los ministros de Relaciones Exteriores de los 10 países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) condenaron hoy los consecutivos ataques con bomba que tuvieron lugar esta semana en Indonesia.  
Policía arresta a un sospechoso (Fuente: VNA)
En una declaración los cancilleres también manifestaron sus condolencias a las familias de las víctimas en los atentados en tres iglesias católicas y comisarías en las ciudades de Surabaya y Pekanbaru los pasados días 13, 14 y 16.

La ASEAN se comprometió a respaldar los esfuerzos del gobierno indonesio para resolver las consecuencias y llevar a los culpables a la justicia, y reiteró la voluntad de fortalecer la cooperación regional en la lucha antiterrorista.  

Al menos 28 personas murieron y otras decenas resultaron heridas en las consecutivas explosiones con bomba ocurridas los días 13 y 14 pasados en Surabaya, la segunda mayor ciudad de Indonesia.

El más sangriento y el primero de los ataques se produjo el domingo, cuando una familia de seis miembros, incluidas dos niñas de ocho y 12 años, que había regresado de Siria, atentó con explosivos en tres iglesias cristianas de Surabaya.

Luego, una explosión tuvo lugar horas después en un apartamento en Sidoarjo, a 34 kilómetros de Surabaya, dejando como saldo dos fallecidos y tres niños heridos. El lugar se encuentra detrás de una comisaría.

Con posterioridad, otro atentado con bomba acontecido en la madrugada de este lunes en una estación policial en la ciudad de Surabaya dejó al menos 10 heridos, de ellos cuatro policías.

El pasado día 16 la policía de Indonesia mató a tiros a tres hombres que atacaron con armas blancas a varios agentes en un cuartel de la policía en Pekanbaru. El atentado dejó un oficial fallecido y varios heridos, entre ellos dos periodistas que fueron alcanzados por el coche de los atacantes.  

El comandante de la policía, Tito Karnavian, afirmó que después de los ataques, las autoridades detuvieron a 48 sospechosos y descubrieron una gran cantidad de pruebas, entre ellas materiales instructivos para realizar actos terroristas.

También declaró que esos sucesos son acciones de represalia de las organizaciones JAT y JAD, vinculadas con el autodenominado Estado Islámico, luego de que la policía arrestara a sus cabecillas. – VNA