El secretario de Defensa Ashton Carter (Fuente: AFP)

La pasada guerra en Vietnam ayudó a Estados Unidos aprender importantes lecciones, “muchas duramente adquiridas y algunas difíciles de tragar”, declaró el secretario de Defensa Ashton Carter durante un acto celebrado en el Capitolio.

Esa ceremonia que marcó 50 años de la llegada del ejército yanqui a Vietnam congregó también la participación del presidente de la Cámara de Representantes John Boehner, el líder de la mayoría en el Senado Mitch McConnell y numerosos dirigentes legislativos.

Mencionado el asunto de prisioneros de guerra y desaparecidos en combate, Ashton Carter informó que el Departamento de Defensa encarga a más de 650 funcionarios la búsqueda de aquellos soldados que dejaron de ser vistos en los conflictos en que participó Estados Unidos, incluidas más de mil 600 desapariciones reportadas en Vietnam.

En una alocución recibida calurosamente por centenares de veteranos presentes en el acto, el ex secretario de Defensa Chuck Hagel dijo que aquellos que experimentaron la guerra saben la verdad, que “no hay gloria en la guerra, sólo sufrimiento”.

Recordó el momento en que testimonió el dolor de sus compañeros participantes en los pasados enfrentamientos en el país indochino, desde entonces se comprometió a luchar por asegurar que la guerra sea el último recurso para resolver las disputas y conflictos entre las naciones.

En referencia al encuentro sin precedentes entre el secretario general del Partido Comunista vietnamita Nguyen Phu Trong y el presidente estadounidense Barack Obama un día antes en la Casa Blanca, Hagel afirmó que este diálogo no sirve para resucitar el pasado, sino para mirar hacia el futuro, junto con la fe y esperanza para ambos países y sus pobladores.

Estados Unidos adquirió lecciones por la guerra en Vietnam, y necesita esforzarse para prevenir su repetición en el futuro, recalcó. – VNA