Manila  (VNA)- Las remesas enviadas a Filipinas sumaron siete mil 800 millones de dólares en el primer trimestre de 2018 para un aumento de 1,3 por ciento en comparación con el mismo lapso del año pasado, según el Banco Central del país sudesteasiático.

De acuerdo con el gobernador de la entidad bancaria, Diwa Guinigundo, la mayoría de ese monto, un 77,5 por ciento (seis mil 100 millones de dólares), fue enviada por los trabajadores en la tierra firme con contratos laborales de más de un año.

Mientras, un 20 por ciento de los envíos (mil 600 millones de dólares) lo aportaron  las fuerzas de trabajo marítimas y en la tierra firme con los tratos inferiores a un año.

Sin embargo, la suma de las remesas en el mes de marzo totalizó dos mil 400 millones de dólares, una reducción de 9,8 por ciento comparada con el mismo periodo del año pasado debido al retorno al país de los trabajadores filipinos en Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Qatar y Estados Unidos.

De acuerdo con el Ministerio de Trabajo y Empleo de Filipinas, hasta el 8 de febrero de 2018 alrededor de mil 124 connacionales en Kuwait regresaron al territorio nacional. - VNA