Manila (VNA)- Se elevó a 85 el número de muertos por deslizamientos de tierra e inundaciones repentinas en el Centro de Filipinas,  mientras que otras 20 personas permanecen desaparecidas, informaron hoy fuentes oficiales.
 
Inundaciones en el pueblo Baao, provincia de Camarines Sur, Filipinas, el 30 de diciembre de 2018 (Fuente: AFP/VNA)

La causa principal de las muertes fue derrumbe de casas tras varios días de lluvias intensas en algunas provincias en la región central del país, indicó Ricardo Jalad, director del Consejo Nacional de Gestión y Mitigación de Riesgos de Desastres Naturales.

El número de los fallecidos por los desastres naturales podría ascender a 105 si los rescatistas no pueden buscar a los desaparecidos, adelantó y agregó que se han acelerado las labores de rescate.

El tifón Usman azotó a Filipinas el 29 de diciembre pasado, causando inundaciones y deslizamientos de tierra en las regiones de Bicol y Bisayas Orientales. El estado de desastre se anunció en las provincias más afectadas como Albay, Camarines Sur, Camarines Norte y Sorsogon.

Cada año, Filipinas registra unas 20 tormentas que provocan grandes pérdidas en la agricultura y la infraestructura, lo que afecta en gran medida a la vida de los pobladores de una de las economías de más rápido crecimiento en Asia. – VNA