Manila, 20 sep (VNA) - El Banco Asiático para el Desarrollo (BAD) aprobó un préstamo de 300 millones de dólares para apoyar los esfuerzos del gobierno filipino por ampliar los servicios financieros en todo el país, especialmente entre empresarios, pequeñas compañías, agricultores, trabajadores, mujeres y hogares vulnerables.
Foto de ilustración (Fuente:internet)

El BAD anunció que su Programa de Desarrollo de Finanzas Inclusivas tiene como objetivo ayudar a las Filipinas a desarrollar un sector financiero resiliente e inclusivo.

El proyecto apoyará al gobierno en el fortalecimiento del entorno institucional y normativo para ampliar los servicios financieros e invertir en redes e infraestructura de apoyo, como los sistemas nacional de pagos minoristas y de identificación nacional, precisó.

Agregó la fuente que también mejorará las capacidades de las instituciones financieras, incluidos los bancos rurales, para ofrecer productos financieros mediante la aplicación de las nuevas tecnologías.

Kelly Hattel, especialista de alto rango del Sector Financiero del BAD, informó que las entidades del sector público y privado que brindan servicios financieros se beneficiarán del programa.

Detalló que las empresas, incluidas las micro, pequeñas y medianas, y las personas naturales también se favorecerán, ya que tendrán un mejor acceso a una gama más amplia de servicios financieros apropiados y una mayor protección contra los shocks económicos.

El BAD reveló que en 2017 solo el 34 por ciento de los adultos filipinos tenía una cuenta bancaria, en comparación con el 82 por ciento en Tailandia y el 49 por ciento en Indonesia.

La economía filipina creció 6,7 por ciento el año pasado, la más rápida entre los miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN). Sin embargo, el país también se ha clasificado entre los más altos en desigualdad de ingresos. -VNA