Foto de ilustración (Fuente: Xinhua/VNA)
Yakarta (VNA) El Banco Asiático de Desarrollo (BAD) prometió ofrecer un mil millones de dólares en fondos de asistencia de emergencia para apoyar los esfuerzos de reconstrucción de Indonesia en las áreas afectadas por terremotos y el posterior tsunami en la provincia de Sulawesi Central.

La promesa se hizo en un encuentro entre el presidente de BAD, Takehiko Nakao, y el mandatario indonesio, Joko Widodo, al margen de las Reuniones Anuales del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, celebradas en Bali el día pasado 12.

De ese monto, 500 millones de dólares se dedicarán a apoyar el presupuesto de emergencia del gobierno de Indonesia y el resto financiará la reconstrucción de infraestructura importante, como el sistema de suministro de agua y saneamiento, escuelas, carreteras y puentes, y redes de electricidad, entre otros.

El fondo de asistencia de emergencia formó parte del programa regular de préstamos del BAD a Indonesia, que se sitúa en un promedio anual de dos mil millones de dólares.

Además, el BAD aprobó una subvención de tres millones de dólares para respaldar el rescate inmediato en la provincia de Sulawesi Central de Indonesia.

Suwelasi fue devastada por dos terremotos de 6,1 y 7,5 grados en la escala abierta de Richter el 28 de septiembre. Un tsunami posterior que alcanzó una altura de 1,5 metros se levantó después del segundo terremoto, golpeando la misma área más tarde.

Según los más recientes datos de la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres de Indonesia, la cifra de fallecidos a causa de estos desastres naturales se elevó en las últimas horas a dos mil 73,  mientras se reportan 10 mil 679 heridos y unos 680 desaparecidos.

Un total de 78 mil 994 personas fueron evacuadas en 112 puntos seguros en el propio territorio y otros ocho mil 731 dejaron sus casas para trasladarse a otras provincias indonesias.

Indonesia se ubica en el “Anillo de Fuego” del Pacífico, una de las zonas en el orbe donde ocurren con más frecuencia sismos y erupciones volcánicas.

En julio y agosto pasados, la isla Lombok sufrió la ocurrencia de varios sismos consecutivos, los cuales provocaron la muerte de 500 personas y obligaron a miles a evacuarse.

En 2004, un terremoto de 9,3 grados en la escala abierta de Richter, seguido por un tsunami en las aguas frente a la isla Sumatra, cobró la vida de 220 mil personas en países localizados en la costa del Océano Índico, entre ellas 168 mil indonesias. – VNA