Hanoi (VNA)- El Banco Estatal de Vietnam (BEV) manejará la política monetaria de manera cautelosa y flexible y combinará con otras políticas fiscales y macroeconómicas para controlar la inflación, garantizar la liquidez de las instituciones crediticias y estabilizar el mercado monetario.
 
La subgobernadora del Banco Estatal de Vietnam, Nguyen Thi Hong. (Fuente: VNA)

Así lo afirmó la víspera la subgobernadora del BEV, Nguyen Thi Hong, durante una reunión en esta capital para informar sobre las actividades bancarias en la primera mitad del año.

Thi Hong sostuvo que el banco central apoyará la estabilización del mercado monetario y las tasas de interés directas que se ajusten a los balances macroeconómicos y el índice de inflación, facilitando a las organizaciones crediticias a reducir las tasas de préstamos y deudas malas.

Añadió que los préstamos pendientes han aumentado desde inicios de este año, apuntando a la manufactura y el comercio.  Hasta el 31 de mayo, el crédito subió 6,16 por ciento respecto a fines de 2017, precisó.

Las tasas de préstamos para los campos prioritarios han disminuido, y los bancos centrales y comerciales han recortado aproximadamente  0,5 por ciento por año las tasas de interés para los consumidores con buena credibilidad.

Actualmente, las tarifas de interés para los préstamos a corto plazo son de 6 a 9 por ciento, mientras para los préstamos a mediano y largo plazo son de 9 a 11 por ciento. Los que tienen alta credibilidad y capacidad financiera podrían disfrutar de tasas de 4 a 5 por ciento al año. – VNA