Hanoi, (VNA)- Entre los pasteles tradicionales de Vietnam, banh gai (pastel hecho de arroz glutinoso ennegrecido con hojas comestibles) a lo mejor es el más multifuncional por ser usable en diferentes ocasiones, como un regalo para las nupcias o celebraciones de longevidad, un tentempié, un aperitivo o incluso como un postre.
Foto de ilustración (Fuente: Internet)
Banh gai se encuentra disponible por todo el año, principalmente en primavera e invierno. Además, puede durar mucho tiempo sin estropearse.

Las hojas fragantes de gai (Boehmeria nivea) constituyen un ingrediente imprescindible para este plato. Primero se preparan las frescas quitándoles los tallos y lavándolas, luego las exprimen y trituran. A esta mezcla las hojas secas son añadidas y trituradas hasta convertirse en polvo.

El arroz glutinoso utilizado para banh gai debe ser de alta calidad y pasar varias fases de procesamiento, incluyendo unas dos horas de remojo, escurrimiento y al final molido hasta que este grano se convierta en harina. La harina luego se mezcla con el polvo gai elaborado de arriba en cumplimiento del ratio 5:1. Posteriormente a la mixtura se agregan cacahuetes machacados y melaza, así ya está lista la masa para la corteza del pastel.

Para el relleno, los ingredientes necesarios consisten en frijol mungo, coco rallado, semillas de loto recubiertas con azúcar y esencia de plátano. Tras formar el pastel y espolvorear sobre él semillas de sésamo, lo envuelven en hojas de plátano secas y cocinan a vapor por alrededor de una hora. Enfriado antes de servirse, banh gai será una verdadera delicia.- Nhan Dan/VNA