Hanoi,  (VNA)- Una bebé prematura que nació en Hanoi con apenas 500 gramos de peso sobrevivió gracias a los esfuerzos del Hospital Central de Obstetricia y Ginecología y recibió el alta médica tras lograr un peso de 2,65 kilogramos.

El bebé y su madre (Fuente: VNA)


El director de ese clínica materna, Vu Ba Quyet, informó en una rueda de prensa que el bebé de 26 semanas nació el 26 de enero pasado con el sistema respiratorio incompleto y baja reacción frente a los estímulos.

Después del parto prematuro, recibió asistencia inmediata en el Centro de Atención y Tratamiento de bebés.

Datos oficiales indican que ese hospital atiende cada año a alrededor de cuatro mil recién nacidos prematuros. El 30 por ciento de ellos ven la luz con menos de 30 semanas de edad.

Un parto antes de tiempo supone un riesgo para la madre y para el bebé, ya que el desarrollo del feto no se ha completado.

Los nacidos antes de la semana 32 son los que más peligro tienen de desarrollar problemas de salud, como dificultad para respirar, lesiones cerebrales, pérdida de audición o visión, o alteraciones en el movimiento.

Mientras, aquellos que nacen entre la semana 34 y 36 pueden manifestar complicaciones más leves.

Estos últimos pueden tener dificultad para regular la temperatura o para alimentarse y tienen más riesgo de desarrollar ictericia (aumento de la bilirrubina en sangre que causa un color amarillento de la piel y mucosa del recién nacido). – VNA